• Fijo 554 7995 - Cel 316 276 5121

       

  • Es la aplicación de toxina botulínica en las zonas en que se producen arrugas. Ayuda a relajar el músculo por lo cual las líneas de expresión se atenúan e incluso dejan de verse.
    Se aplica con más frecuencia en el tercio superior de la cara: Frente, área periocular y nariz. Como resultado, se suben las cejas, desaparecen las arrugas de la frente y las perioculares o «patas de gallina» como algunos las llaman, obteniéndose un aspecto menos cansado, una mirada joven y más viva. No genera volumen ni aparición de “bolas”.